Páginas

31 de enero de 2011

El anuncio

Hace casi un mes, a la par que empezaba este blog, y me daba de alta en cuatro webs gays de contactos, me topé con una página generalista de anuncios.
Prácticamente sin pensármelo dos veces, fuí a la sección contactos y publiqué un anuncio.
Decía algo así:

Mamo bien, si mirar a quién. Si eres Amo o dominante, claro, no importe edad ni físico. Me encanta que me des de    mamar sin preguntarme, tu polla o del que quieras, y luego que me folles tu o quien quieras (con condon). Que te corras sobre mi. Soy perro muy sumiso. A veces voy al cine Arenas,en tardes de laborales. Si quieres quedar en una sauna (corinto/galilea) y ser tu putita tb. Soy serio y muy discreto.
Días más tardes añadi algún detalle, suprimí otros o especifique alguno, pero en general mantenía el mismo espiritu.Realmente esperaba pocas respuestas, o más bien nada en concreto.
Y así ha ocurrido. Fué visto por 81 personas, y sólo tuve 5 respuestas.
Dos del estilo, "quedamos?", otras dos del estilo "Yo x kg/x alto/x años" y sólo una un poco más curradita.
Contesté a los cinco, educadamente, emplazándolos a, cuanto menos, seguir en contacto.
Y sólo uno volvió a contestar. Quién? Evidente, no?.
Valga decir que aún, a fecha de hoy, no hemos quedado. Pero no tengo (tenemos?) prisa. Ya llegará el momento.
Casi el mismo texto publiqué en las cuatro webs gays de contactos en las que me dí de alta, con resultados bastantes dispares.
Pero eso lo cuento en el próximo post.

28 de enero de 2011

Habituales

Habituales es como llamo a un pequeño grupo de tíos con los que tengo algún tipo de rollo cuando coincido con ellos en el cine gay.
A fecha de hoy son seis. Desconozco prácticamente todo de ellos. Ni sus nombres, ni sus edades, ni su estado civil, ni donde viven, ni los sitios que frecuentan. Nada, excepto lo que les gusta sexualmente hacer o que les hagan, al menos, en la penumbra del cine.
Nunca he tenido la necesidad de saber más.
El problema viene ahora cuando quiero hablar un poco de ellos, de manera individual, y para futuras veces que tenga que comentar algo sobre alguno. Así que me inventaré un nombre para cada uno, que les pegue. Aunque esto es muy subjetivo, claro.
Estos son: Jose, Toni, Luis, Vicente, Manolo y Antonio. No son muy originales, lo sé, pero ya me sirve :-).
Jose, alrededor de los 50 años, es el primero que llegué a considerar como habitual. Activo y pasivo, depende, aunque conmigo siempre actúa de activo, conoce perfectamente mi punto débil.: los pezones. Sabe como tocarlos para hacer conmigo lo que quiera, si quisiera. Me suele utilizar de cebo para atraer algún tercero y que este me folle, o para una mamada. Buena polla. Casi debería hablar en pasado de él, pues ya no me usa mucho. Prefiere ver como me lo monto con el tercero en cuestión.
Toni, alrededor de los 60, alto, relativamente bien conservado, siempre me suele ver primero, va directo a los pezones, me da de mamar los suyos, y al poco me indica de bajar para mamar su polla. Buena, pero siempre morcillona, acaba corriéndose rápido. Desaparece.
Luis, sobre los 30 y tantos años, bajito, el más interactivo. También me suele ver primero. Me pilla, nos trabajamos los pezones, nos mamamos polla mútuamente, aunque no siempre. Besos y lamidas. Poppers. Buena polla, pero nunca folla. Que se le va a hacer !... Una pena pues es la que más desearía que lo hiciera de entre ellos.
Vicente, sobre los 50, majete,si me ve sólo se acerca, directo a los pezones y luego me pide que se la mame. Y asi puedo estar horas. Buena polla, siempre entre dura y morcillona. Le va el morbo de terceros. Con él, más de una vez he tenido dos pollas en la boca follándomela. Últimamente, el más habitual.
Manolo, sobre los 40 y pico. No habla. No sé si es mudo. Es el más dominante entre ellos. Se pone delante, visible y espera a que se la saque del pantalón. Sin más preámbulos me la hace mamar un rato. No me da tregua. Tengo que seguir mamando. Cuando se cansa, se la recoge y se va. Me deja con la boca abierta. Siempre, al cabo de un rato, vuelve. Y la situación se repite. Al final... se corre. Y desaparece.
Antonio, de edad imprecisa. Mayor, pero sin duda el mejor conservado y cuidado para la edad que tenga. Se mantiene duro y cachas, depilado, buen culo, buena polla. Sin embargo es el más pasivo de todos. Se contenta con que le mame los pezones y se los trabaje bien con la boca. Se corre así. Y a mí me encanta que así sea. También, rápidamente desaparece.
Estos son los que sin ser ni Amos, ni muy Dominantes, hacen llevadero mis días de cacería.
En otros sitios, al frecuentarlos considerablemente menos, no tengo habituales.

27 de enero de 2011

Resultados

Y consigo aquello que busco cuando voy a que me cacen ?
Para ser realistas, en un 90% de las ocasiones, no. Dicho de otra manera, apenas en un 10 % logro tener una sesión de sumisión ante un Amo o Dominante, en los sitios que, de tanto en tanto frecuento.
Bien puede ser por los horarios, en los que no suele haber mucha gente y la gente que va busca sexo más convencional de besos, caricias y mamadas, así como también que no son los sitios apropiados para encontrarlos. Tal vez sería más fácil en bares y pubs adecuados, pero estos no abren hasta las cuarenta. En este puto país, si te quieres divertir tienes que ser noctámbulo.
Así que con un porcentaje tan bajo lo más lógico sería desistir, pero no lo hago, pues podría decir que del resto, si bien en un 30 % o no hay nada de nada, o simples toqueteos, el resto, 60 % me encuentro con una situación morbosa, unas buenas mamadas, lametazos, lefadas en cara o cuerpo, sexo en grupo, alguna que otra follamienta, vicio en general, poppers de vez en cuando, y así. Tampoco nada extremo.
Y muchas de estas veces, bien la mitad, son con los que yo llamo mis habituales. Gente, no mucha, con las que ya he tenido alguna cosilla con ellos y sé como disfrutar. De ellos hablaré en el próximo post.
En resumidas cuentas:
10% de plena satisfacción.
30% de satisfacción media con habituales.
30% de satistacción media con espontáneos.
30% de insatisfacción y con la sensación de perder el tiempo.
Ahí queda dicho.

13 de enero de 2011

Objetivos

Compartir aquí mis experiencias, vivencias, pensamientos, gustos, inquietudes y vicisitudes con Amos, Dominantes, sumisos, esclavos y perros. Todos, en mayor o en menor medida, me fascinan. Y de todos se puede aprender.
Con tiempo y sin prisas, tal vez poder llegar a tener a un grupo de Amos o dominantes a los que poder satisfacer, en la medida de mis posibilidades y limitaciones, en mi ciudad. O incluso, algún perrillo más sumiso que yo, evidentemente, que me lama los pies de vez en cuando, que también me gusta.

Mi territorio




Limitado por el tiempo, sólo tardes de días laborales, no són muchos los lugares que frecuento.
Apenas un cine gay de mi ciudad, Barcelona, y un par de saunas del centro, discretas por no ser excesivamente frecuentadas, al menos a esas horas. Muy ocasionalmente voy a otra más grande y popular.
También aquí, en el ciberespacio, donde dispongo de varios perfiles en otros tantos sitios web, y de este blog recién comenzado.

5 de enero de 2011

Quién soy?

O mejor dicho, Qué soy?. Sólo dos agujeros para rellenar y una lengua para lamer aquello que quieras. Sumiso que cae rendido a los pies de un Amo, y que poco le cuesta ante un Dominante. De cuarenta y pocos. Sin mucho tiempo disponible, apenas algunas tardes de días laborales, pero con ganas de aprender y superar limites. Complaciente. Tu placer es lo más importante. Serio y muy discreto.