Páginas

29 de julio de 2011

Yo, ... y los culos. Una relación difícil.


Difícil, contradictoria o simplemente peculiar.
Trasero, posaderas, asentaderas, nalgas, pompis, orto, etc... seguro que hay decenas de maneras de denominar a tan noble parte, pero llamémosle culo, que puede sonar vulgar, pero que todo el mundo lo entiende, no ?
Pequeños, redondos, firmes, prietos, bien definidos, limpios y sin pelos, así son mis culos ideales, aquellos en que no necesito que me lo pidan, para echarle un "bocao" o unos buenos lametones, e incluso llegan a despertar en mí, mi lado activo-follador.(1ª Categoría)
Si no son tan pequeños, pero guardan cierta proporción al cuerpo de su poseedor, tienden a la redondez aunque no sea exacta, flaquean un poquito en firmeza o "pretura", limpios, eso sí,  y siguen sin tener pelos aún puedo hincarles el diente y/o pasear mi húmeda lengua por el ojete caliente, sin demasiados reparos :-) (2ª Categoría)
Cuando el tamaño del respectivo se le puede considerar grande o si por el contrario, la propia definición de culo le va un poco sobrada, si en cualquier aunque limpio haya presencia capilar, mis manos sobarán y acariciarán, y algún beso o mordisco furtivo llegará, pero no mi lengua lamedora.(3ª Categoría).
El resto (4ª Categoría).
Hasta aquí mis gustos. Ahora vienen las contradicciones.
Mis dos parejas siempre han estado, por escasez, más bien en los de tercera categoría. Obviamente, sus otros méritos rebajaban a la categoría de minucia estos detalles nalgueros.
Y mis dos Amos, curiosamente por lo contrario en ambos, y por lo peludo en uno, también estarían en los de tercera categoría.
Y aquí curiosidades... Debo, como buen perro que intento ser, lamer el culo de mi Amo, aún si sus nobles posaderas están en mi tercera categoría? Pues la respuesta la tengo clara. Si, siempre que así me lo ordene, e incluso aquel que no siendo suyo me ordene lamer. De hecho, no concibo que un buen perro no le lama el culo a su Amo.
Mi Amo, el del culo peludo, afortunadamente no me lo hacía lamer muchas veces.
Sin embargo, el otro Amo que tuve anteriormente, curiosamente me eligió, entre otras cosas, pero que eso fue bastante decisivo, por lo bien que se lo lamí la primera vez. Así me lo hizo saber al cabo de un tiempo.
- Joder, que bien lo hace. Este perro tiene que ser mío - me dijo que pensó aquel día.
- Anda... Lámame el culo-, me dijo aquella primera vez.
Yo, me lo quedé mirando. Estaba limpísimo, pero pecaba un poco de grande (para mi gusto, evidentemente), flaqueaba un poco de dureza y firme, pero tampoco demasiado.
Pero era un Amo potencial, y me daba buenas vibraciones, así que hice un poco de tripas corazón y me puse a la labor.
En las siguientes ocasiones, no había sesión en que no hubiera un largo, larguisimo rato que no tuviera la labor de lamerlo y relamerlo.
Estaba claro que si me aceptaba, y por la parte que me tocaba también, aquello iba a entrar dentro de la rutina. Y así fué.
Pero, al cabo de un tiempo, pasó que me moría por lamérselo. Lo encontraba siempre limpio, cálido, acogedor y dulce... dulcísimo.
Y lo más importante, derretía de placer a mi Amo.
De hecho fue el primer culo que llegué a adorar y comer con pasión. Antes apenas había probado los de otras categorías.
A día de hoy, cuando me preguntan, o tengo que poner en un perfil sobre este gusto, se me presenta la duda. Digo sí, digo no o digo depende ?.
Diga si o diga no, no es exacto, y si digo depende, tengo que soltar todo este rollazo, jejeje...
Y ahora lo digo bien claro: Depende.

Perdoneu, però algú ho havía de dir !!!
(Perdonad, pero alguien tenía que decirlo!!!)

Y vosotros, que tal se os dan los culos ? ;-)



 

25 de julio de 2011

Un dia cualquiera


Una tarde cualquiera de un día laboral cualquiera, tras una decisión como casi siempre imprevista y de última hora, volví a atravesar las puertas del cine.
Después de pasar por taquilla y lavabos, me dirigí al pequeño cuarto oscuro. Evidentemente aún no se me había acostumbrado la vista a la penumbra reinante.
Tras cruzar el umbral, de inmediato, un tío más bajito que yo se me arrambó de frente, rodeándome con sus brazos e intentando alcanzar mi boca para besarla.
Me sentí bastante abrumado, molesto y traté de quitármelo de encima, sin éxito, tal vez porque tampoco le puse demasiado empeño.
Normalmente me gusta que me aborden, sin muchas contemplaciones, sin preguntas, sin rodeos, dándome a entender quién manda y dirige. Aunque esto raramente pasa.
Lo que no me gustaba básicamente era que me besara. No buscaba besos. No quería besos. Los perros no besan. Lamen, Y si tuviera que haberlos, ya llegarían a su debido tiempo, y con yo quisiera.
Todavía no me había acostumbrado a la oscuridad, ni me lo había quitado de encima, cuando unos brazos me rodearon también por detrás, sus manos se dirigieron a mis pezones y una boca se depositó en mi cuello.
Fué entonces cuando, por su perfume dulzón, supe quién era. Martí.
No tardó en darme la vuelta y acaparme para sí. Me besó (otro que tal), se desabrochó los pantalones y me dirigió la cabeza hacia su estaca, de fácil acceso, ya que al ser alto él, yo bajo, y tenerla larga, poco me tenía que agachar.
El otro, el primero en abordarme, mientras, hacía un simil de follamienta, pues ni se le ponía a tono, ni yo sin condón me dejaba.
Martí y yo nos ibamos alternando en la tarea bucal, hasta que finalmente, mientras comía agachadito, se corrió.
Se levantó, limpió, se abrochó y con un -"Gracias, tío"- se despidió.
Aún  no había terminado de cordarme los pantalones, cuando una decidida mano me apretó el culo.
- Ups!, un activo-, pensé.
- Vente al lavabo-, me dijo en el oído.
Normalmente, no suelo aceptar ir, ya que limita la participación de terceros. Y menos tan deprisa, pues no sabía nada de lo que le podría gustar ni del como se maneja.
Pero decidí seguirle, y saliendo del cuarto oscuro ví el aspecto un tanto ridículo que tenía: pantalones cortos, calcetines, zapatos y una camiseta sin mangas roja adornaban un tipo bajito, barrigudo y cincuentón.
- Bueno, si es activo y dominante, ya me sirve-, pensé.
Fue entrar al lavabo, yo camisa fuera y pantalones abajo, y él solo se la sacó para que empezara a trabajársela.
- Mmm... esto no pinta bien. Es del tipo "ahí me las den todas"  -, pensé mientras me ponía en acción.
La picha corta, aunque de suave y rica textura, no acababa de ponerse más alla de morcillona.
Al ratillo, me incorporé, momento que él aprovecho para darme la vuelta y tantear el ojete.
- Vaya, tienes el culo estrecho...-, dijo.
- A ver, de naturaleza soy estrecho, y además hace mes y medio largo que no me penetran-, pensé de nuevo pero no llegué a expresarlo ya que continuó diciendo:
- Me voy a buscar un culo más follado, que en este no me entra-, sentenció.
En este punto me quedé un poco flipando y conteniendo una carcajada, que la verdad, no sé porque me reprimí.
Hay que ver la facilidad que tiene alguna gente en proyectar sus problemas en otros, y así hacerlos sentir "culpables".
Vale, yo tenía el momento estrecho, pero es a él que no se le ponía dura ni a tiros. Que no se había molestado lo más mínimo en trabajarme el ojete para relajarlo y dilatarlo, y hacer cuanto menos el intento. Lo que quería era un agujero ya bien dado, para que con el mínimo esfuerzo, no quedara tan evidente su impotencia.
Había acertado de pleno en mi impresión del tipo de "ahí me las den todas".
Le contesté con un "Bueno...", y me dejó así, descamisado y con los pantalones por los suelos.
Cuando salí del lavabo, riéndome para mis adentros, me dí cuenta que había más gente de lo normal, y muchas caras desconocidas.
Volví al cuarto pequeño, y me encontré de nuevo con el primer tío. Se volvió a arrambar a mí. Esta vez, a pesar de las sombras, le pillé los rasgos. Intentó de nuevo besarme, y comenzó un frotis cuerpo con cuerpo que mientras era totalmente vestido no me importaba, es más, tenía su qué, pero sabía lo que luego vendría. Más de lo mismo, pero sin ropa de por medio.y nada de nada más.
Y por ahí no paso. Sé que hay gente que se limita y conforma con eso, pero yo no. Sólo me estimula limitadamente como prolegómeno, pero nada más.
Además que es la manera más rápida de llenarte de ladillas. Y las detesto. Luego me paso semanas neurótico perdido. Paso, paso.
Me fuí al otro cuarto oscuro. Me siguió. Le rehuí.
Me marché a la sala de cine grande, y a la altura del pasillo final, un tío, también de frente, me agarra en un abrazo osuno y empieza a morrearme.
Pero eso que es !!! El día de los morreadores !!!-, no grité de milagro.
Es cierto que, de tanto en tanto, me ocurre. Los días temáticos. Hoy parecía el día que todos querían besar. Otras veces es el día que todos me la quieren mamar, otro de los que quieren que les follen. Que todo esto no me parece mal, solo que me parece curioso. Como si todos se pusieran de acuerdo, jajaja...
En cuanto pude, me lo saqué de encima.
Hacía ya un ratito que había comenzado a ver caras conocidas.
Dí unos cuantos garbeos, entre cuarto y cuarto, pasando de vez en cuando por las salas.
Al final me fuí, hora y media después de haber entrado.


   

21 de julio de 2011

Indecisión


Hace días que, de nuevo, me bulle la sangre.
Afortudamente quedan atrás los días de cierta apatía sexual que me perseguía desde finales de Mayo, y que se complicó con otros problemas personales que algunos de vosotros ya sabéis, que me hacían tener la cabeza más en la luz que en la penumbra, y parece ser que ya están encauzados.
Ya me vuelven las ganas de perrear un poco o de ser llamado por mi Amo para servirle. Esto último, obviamente, depende de Él, pero perrear por ahí sólo depende de mí.
De tener al alcance de mi hocico varias pollas que lamer, y a su disposición mi estrecho culete, si así fueran sus deseos, para follárselo entre varios, tranquila y repetidamente.
Me apetece ir a BlueStar de Numancia, a BlueBox de Aragón, a la Zeus, al Erotixx o la sauna Bruc.
Pero no sé por cual decidirme.
A BlueStar, contando con las dos experiencias anteriores, si consigo entrar en alguna de las cabinas podré comer algo. Sinó, fuera es un tanto difícil y más asuntillos no digamos. Claro que no imposible.
A BlueBox, teniendo en cuenta también las tres experiencias habidas este invierno, en cuestión de mamadas por el gloryhole las posibilidades son menores que en el BlueStar, pero básicamente porque hay menos gente. De causas mayores, lo dudo.
A la Zeus, con sólo una experiencia, y muy positiva, me corta precisamente por lo contrario a las Blues. Hubo de todo, fácil y rápido. Me dió la sensación que todo el Raval se me quería cepillar, en el sentido sexual de la expresión. Aunque ya me hubiera gustado, jejeje...
Al Erotixx nunca he ido sin quedar con alguien. y me da mal rollo ir, para luego salir de brazos cruzados.
Y a la Bruc, según la última visita, el más activo, por no decir único, sería yo. Mal panorama.
Sé que hay más sitios, y posiblemente mejores, pero son estos a los que se me antoja ir, precisamente para poder comparar si mis impresiones siguen siendo ciertas y mis experiencias no fueron fruto sólo de la casualidad de esos días en cuestión.
Qué haríais vosotros? De ser yo, a cuál de los locales iríais?

17 de julio de 2011

Nuevos habituales



Desde que escribí el post "Habituales" a finales de Enero pocas cosas han cambiado al respecto.
Lo más destacable sería que debería cambiar al adjetivo ocasional, ya que a cada uno de ellos sólo los he visto una sola vez en este periodo.
Podría ser porque durante este tiempo he acudido al cine Arenas más concretamente un determinado día de la semana que antes, que lo hacía más aleatoriamente.
Este pequeño cambio de rutina también ha provocado que hiciera nuevos habituales.
He hecho un copia y pega parcial del anterior post, y he añadido las novedades en distinto color.

Jose, alrededor de los 50 años, es el primero que llegué a considerar como habitual. Activo y pasivo, depende, aunque conmigo siempre actúa de activo, conoce perfectamente mi punto débil.: los pezones. Sabe como tocarlos para hacer conmigo lo que quiera, si quisiera. Me suele utilizar de cebo para atraer algún tercero y que este me folle, o para una mamada. Buena polla. Casi debería hablar en pasado de él, pues ya no me usa mucho. Prefiere ver como me lo monto con el tercero en cuestión.
Definitivamente es cosa del pasado. Es al único que, vaya el día que vaya, en el 90% de las veces, me lo encuentro. O tiene comisón, o un bono o vive allí. jejeje...
Toni, alrededor de los 60, alto, relativamente bien conservado, siempre me suele ver primero, va directo a los pezones, me da de mamar los suyos, y al poco me indica de bajar para mamar su polla. Buena, pero siempre morcillona, acaba corriéndose rápido. Desaparece.
Sólo un encuentro en todo este tiempo. Ningún cambio.
Luis, sobre los 30 y tantos años, bajito, el más interactivo. También me suele ver primero. Me pilla, nos trabajamos los pezones, nos mamamos polla mútuamente, aunque no siempre. Besos y lamidas. Poppers. Buena polla, pero nunca folla. Que se le va a hacer !... Una pena pues es la que más desearía que lo hiciera de entre ellos.
La única ocasión en que coincidimos, estuvimos más pendientes de un tercero. Esta vez, entre nosotros no interactuamos demasiado.
Vicente, sobre los 50, majete,si me ve sólo se acerca, directo a los pezones y luego me pide que se la mame. Y asi puedo estar horas. Buena polla, siempre entre dura y morcillona. Le va el morbo de terceros. Con él, más de una vez he tenido dos pollas en la boca follándomela. Últimamente, el más habitual.
Sólo un encuentro en todo este tiempo. Ningún cambio.
Manolo, sobre los 40 y pico. No habla. No sé si es mudo. Es el más dominante entre ellos. Se pone delante, visible y espera a que se la saque del pantalón. Sin más preámbulos me la hace mamar un rato. No me da tregua. Tengo que seguir mamando. Cuando se cansa, se la recoge y se va. Me deja con la boca abierta. Siempre, al cabo de un rato, vuelve. Y la situación se repite. Al final... se corre. Y desaparece.
Sólo un encuentro en todo este tiempo. La novedad con este fue que entre vez y vez que me pude comprobar que no era mudo. Me dijo:"fóllate el culito de este, que le gusta y se deja", refiriéndose a un tío que estaba al lado. No me apetecía y no lo hice. Seguí con lo mío... 
Antonio, de edad imprecisa. Mayor, pero sin duda el mejor conservado y cuidado para la edad que tenga. Se mantiene duro y cachas, depilado, buen culo, buena polla. Sin embargo es el más pasivo de todos. Se contenta con que le mame los pezones y se los trabaje bien con la boca. Se corre así. Y a mí me encanta que así sea. También, rápidamente desaparece.
Dos encuentros, uno de ellos aparece brevemente al principio del post "Via Lactis (Como un vía crucis pero de 8 estaciones)". en la primera estación.

Los nuevos habituales:

Martí: Sobre los 50/55, alto, delgado, polla larga y delgada. Aparece muchas veces por detrás, y casi siempre recién entrado yo, por lo que nunca le veo venir. Pero le reconozco enseguida por la colonia dulzona que usa. Acaricia, besa, gime y mama. Yo hago otro tanto. No suele hacer participe a terceros. Me acapara, pero no me importa. Siempre acaba corriéndose. El primero y más habitual de los nuevos.
Joan: También sobre los 50/55. Normal en todos los sentidos. Siempre va con una camiseta ceñida y usa también una colonia de dulce olor. Siempre lo veo venir. Me suele dar de mamar y deja que otros se aproximen, pero no fuerza la situación. Nunca acabamos, pero el rato es agradable.
Félix: Si pasa de los 30 es por poco. Normal, con gafas, aspecto modernillo y siempre sonriente, de ahí el nombre. A veces el primer paso lo doy yo. Se deja mamar. Le gusta darme en la cara con su polla. Siempre acaba intentando follar, pero sin preservativo, por lo que nunca lo consigue. Siempre lo dejamos en este punto. Pero no pasa nada, luego cada uno a lo suyo.

13 de julio de 2011

Seis meses de blog


Hace poco más de una semana, para ser exactos, el día 5 de Julio hizo justo seis meses que empecé este blog. Todo un logro si se tiene en cuenta que es mi primer intento de llevar un blog, por la cierta constancia y dedicación que ello requiere.
A fecha de hoy he tenido 7.196 visitas, cosa que me parece sumamente curiosa, aunque no sé hasta que punto las visitas son casuales y/o puntuales, o tienen cierto seguimiento.
Según el contador tengo 7 seguidores, pero me consta que hay unos cuantos más, pero que no están registrados.
21 comentarios han habido hasta el momento que estoy escribiendo estas lineas, sin contar con mis respuestas, evidentemente, y eso hace apenas un 3 por mil !!! Poquísimo, para ser claros, jajaja...
Bueno, pero agradezco enormemente estos que han habido. Siempre se agradece unas palabras de ánimo, o algún comentario sobre que le ha parecido a uno o si ha vivido algo parecido, o cualquier cosilla constructiva y dicha respetuosamente.
Y doy fé que a veces cuesta, lo sé.

Las 7.196 visitas se reparten de la siguiente manera:

93.43 %  España.
  1.40 %  México.
  1.80 %  Resto de Hispanoamérica.
  0.82 %  Resto de América. (USA, Canadá y Brasil)
  2.15 %  Resto de Europa.
  0.36 %  Asia.
  0.04 %  Africa.
  0.00 %  Oceanía.

Esto no me sorprende nada, ya que estando escrito el blog en castellano, me parece normal que casi la totalidad de las visitas procedan de países hispanohablantes.

A pesar que no se han cumplido todavía los objetivos que detallé en el post del 13 de enero "Objetivos" , también es normal que eso haya sido así ya que, salvo excepciones, me he recreado más en algunas de las experiencias que he ido teniendo en estos meses.
Pero no me preocupa. Disfruto escribiendo este modesto blog, aunque me cuesta, no lo sabéis bien, redactar cuatro lineas seguidas sin haberlas rectificado 20 veces. Bufff.... :-)
Y además he conocido gente maja, con las que he tenido las experiencias aquí relatadas. He tenido algunas propuestas interesantes, aún por materializarse.
He ampliado mi territorio, (aunque de uso más que puntual y los perfiles de web de contactos con nulos resultados), e incluso se ha incrementado, o mejor diría en parte sustituido el grupo de habituales , de los que hablaré en una próxima entrada.