Páginas

10 de septiembre de 2011

Indecisión ( La continuación )


Esperaba que fuera cosa de pocos días llegar a tomar una decisión sobre a que local acudir para calmar esa ebullición que comenzaba de nuevo a sentir después de un final de mayo apático y un junio problemático, como comentaba en el post de mediados de julio.
En ese momento creía que la tormenta parecía que había pasado, pero no. El Huracán estaba aún por pasar.Y este no se llamaba Irene, precisamente.
Ni BlueStar, ni BlueBox, ni Zeus, ni Erotixx, ni Bruc. Ni tuve tiempo ni ganas
Apenas alguna escapada en estos dos meses al Arenas para sacar la cabeza y respirar ( En realidad, abrir la boca y mamar). Pero menos de lo habitual, tanto en frecuencia como en logros. No importaba.
Como todo Huracán que te pilla de lleno, en medio unas horas (días) de calma.
Bendita calma y creo que nunca tan deseada.
Recibí la tan ansiada llamada de mi Amo, y presto, acudí a sus pies. Y entre otras cosas, me dió Paz.
Paz, que  que me duró hasta el día siguiente que se desató otra pequeña tempestad independiente del Huracán. Dudas. Deslealtades. Tormenta mental.
Y llegó agosto...
Un verano duro.