Páginas

20 de enero de 2013

Blue Box, 6 meses más tarde.




Principios de Octubre. 50 minutos libres.
Así que aprovechando que estaba en el centro de la ciudad, decidí ir al Blue Box, el sexshop de la calle Aragón, que hacía unos 6 meses que no visitaba.
Las últimas veces que fuí se caracterizaron porque siempre fue en viernes, había cada vez menos gente y que, aún así, había resultado unas tardes satisfactorias.
Aquellas tardes están relatadas en los post: Espontáneo, Dos pollas y El cuarto viernes.

Aquel día también era viernes, pero había pasado bastante tiempo como para que algo hubiera cambiado.
No esperaba gran cosas.
Se mantenía el precio, 10 Euros.
Y nada más entrar, ya vi un pequeño cambio: una terminal con conexión a internet.
También habían convertido lo que antes eran un par de bancos, en dos camastros de colchonetas, lo suficientemente grandes para estirarte varias personas y hacer realidad impúdicos deseos.
A pesar de estar en dos rincones, están perfectamente a la vista, lo cual para mi resulta especialmente morboso, aunque no para los buscadores de intimidad.
Y el otro cambio, muy de agradecer, es que de nuevo habian colocado la luz roja que ilumina discretamente los dos habitáculos con glory hole.

Pero el lugar estaba vacío, y en todo el rato que estuve no entró nadie.
Aquello era un desierto.

Salí decidido a no volver... al menos en un viernes por la tarde.

Mediados de Octubre. 50 minutos libres, segundo intento.

Pero justo dos semanas más tarde volví.
No me preguntéis porque, visto lo habido, o mejor dicho, lo no habido hacía 15 días.

Nada más entrar ya ví tres personas, a saber, un señor maduro, bien más allá de los 50 sentado frente a la terminal de internet, viendo y buscando porno, un tío entre los 30/40 años, tocándose insistentemente el pezón, de pie en la zona de butacas del minicine, y un chaval que no llegaba a buen seguro a los 30, de pie frente a uno de los monitores de video, mostrando carne entre el ombligo y donde comienza la polla, pero sin enseñar nada.
El mayor sólo tenía ojos para los pornofilms; el joven cambió de lugar en cuanto me puse yo también en los monitores, y obviando miradas furtivas.
Pero el de 30/40 no paraba de mirar. A veces, descaradamente, otras más disimuladamente. Se le veía nervioso, sin saber muy bien que hacer. Con ganas de entrarme pero sin saber como hacerlo.
Yo, como siempre, muy serio y esperando a que tomara la iniciativa.
Supongo que lo de mostrarme muy serio, yo diría que hasta con cara de tío duro o de mala leche,  intimida mucho a la gente.
Un malogrado amigo me decía que no podía ser sumiso con ese aspecto, que en realidad debía ser un Amo "disfrazado".
Pero doy fe, que las aparencias son muy engañosas, por no decir, incluso traicioneras.

Me senté en uno de los bancos, ligeramente inclinado hacia adelante apoyando los codos sobre mis rodillas , como para que, en el caso que se acercara, pudiera ofrecerme polla sin demasiados problemas, pero viendo sus titubeos entre acercarse o alejarse, mirar o no mirar, dudaba mucho que lo hiciera.
Finalmente se acercó donde yo estaba, a un par de pasos de distancia, y viendo aún sus dudas, aunque estaban mucho más claras sus intenciones que las mías, opté por dar esos dos pasos y acariciar su pecho, que mostraba al tocarse el pezón.
Comencé a mordisqueárselo y juguetear con mi lengua, mientras mi mano izquierda se dirigía hacia su paquete.
Se puso visiblemente nervioso, tal vez por mi decidida acción después de tanta aparente indiferencia, que ciertamente no era tal, pero eso lo sabía yo, y ahora vosotros.
Me indicó que lo siguiera a uno de los cubiculos, donde milagrosamente cupimos los dos, aunque eso si, el espacio no permitía hacer muchos aspavientos.
Pero bueno, el suficiente para estar uno sentado y otro de pie, o ambos de pie, sin más.
Nos quedamos en bolas, con los pantalones a la altura del tobillo, y las camisetas en el asiento.
Continué jugueteando con sus pezones y pajeándole, mientras el hacía lo propio con los míos y alternaba pajeo con mamadas.
Aquella tarde no me apetecía comer rabos, no sé si bien porque cuando lo hago pierdo la noción del tiempo, y de eso andaba escaso, o bien era que su polla no me inspiraba mucha glotonería. Apostaría que lo primero. Al cabo de unos cuantos minutos apareció una grande y preciosa polla por el gloryhole que comunicaba con el cuartito de al lado.
Supongo que sería del chaval que no llegaba a los 30, que había visto al entrar.
Al verla asomarse tan gallarda por aquel orificio, el tío con el que estaba hizo propósito de agenciársela y guardársela a buen recaudo, a saber, en su viril trasero.
Pero la operación no tuvo su éxito deseado, y la misteriosa polla en cuestión se batió discretamente en retirada.
Continuamos un rato de magreos, pero el tiempo me apremiaba.
Le dije de dejarlo, y aceptó.
Salió primeramente, y mientras me adecentaba, apareció de nuevo por el gloryhole el viril miembro.
No pude estar de tocarlo, pero no así de mamarlo.
Me tenía que ir.

Al salir, estaba los mismos, pero también una pareja mixta, sentada, ella delante con las piernas entreabiertas, sugiriendo, él detrás, como ofreciéndola.

Me dió rabia no saber que estaba pasando, ni si llegó a ocurrir algo más.

Finales de Octubre. 50 minutos, Tercer intento.


Un chaval de veintipocos, un treintañero, un señor de mediana edad, un motorista (con su casco en el antebrazo), otro tío con pinta de progre, y yo.
El chaval de veintipocos y el motorista, que entran al minicine uno a continuación del otro, se dirigen directamente cada uno a uno de los cubiculos con gloryhole.
Me parece una tontería que viniendo "juntos" y habiéndose visto, se la mamen a través del agujero.
Si la gracia está precisamente en no saberlo, o sólo intuir lo que se ve a través de él.
El señor de mediana edad entra directo hacia las butacas, de donde no se mueve en todo el rato.
El treintañero, el progre (que llega cuando casi me voy) y yo, parece ser que nos ignoramos.

Tiempo perdido.
Me voy.

16 de enero de 2013

Segundo aniversario




Ya hace unos poquitos días que este blog ha cumplido su segundo aniversario.
Como en cada fecha señalada: los seis meses, el año, el post nº 100, no dejo de sorprenderme de haber llegado hasta ese momento.
Siempre resulta motivo de celebración, recapitulación, pensar en lo pasado, los objetivos o motivaciones que me impulsaron a empezarlo; mirar el presente, de lo hecho y conseguido, y hacia el futuro, plantear nuevos objetivos o buscar nuevas motivaciones, contar otras cosas con alguna relación evidentemente a la temática, seguir tal cual o incluso cerrar el blog y olvidarme.
A fecha de hoy, cualquier posibilidad está abierta, aunque cada opción tiene un peso diferente.

Aparte de las reflexiones, en el post de los seis meses, daba principalmente cuatro datos del blog, sobre las visitas, seguidores y comentarios.
En el post del primer aniversario daba también algún dato, pero lo principal fue premiar al gusto a los primeros que me felicitaran. El primer "deseo" se acaba de cumplir, pues he llegado al segundo aniversario. El segundo deseo, también, pues el solicitante tuvo su tarde en el sling del Erotixx, pero el tercero aún está por cumplir, ya que no se ha dado la ocasión... todavía.
En el post nº 100 no hubieron datos, sólo reflexiones, que una vez releídas, siguen plenamente en vigor.
Y en este que ?
Pues aquí va una pequeña tabla de la evolución del blog.



.1/2 año 1er. Año 2º. Año
Publicaciones 36 58 116
Seguidores 7 14 33
Visitas 7.196 22.985 85.870

No está mal.

Aunque no esté reflejado en dicho cuadro hay varias curiosidades.
El primer semestre del año es considerablemente más prolífico que el segundo. En 2011, 36 post en el primer semestre y 22 en el segundo, y en 2012, 35 y 23 posts respectivamente, aparte de regulares.
El mes con más entradas, marzo, cada año con 11, y el menos, septiembre, con 1.
También curiosamente en Junio me entra un bajón anímico, que para más inri acaban coincidiendo con grandes problemas externos a mi vida perruna y ajenos a mi control, y que determinan todo el segundo semestre.

Realmente lo más destacable del blog ha sido el espectacular cambio de look que le dí a principios de Octubre, con apenas varios clicks. Maravillas de la técnica.
Igual de espectacular fue el incremento de visitas, pues de tener una media diaria de unos 150/170 visitas, a una media durante la primera semana del cambio sobre las 500 visitas diarias, que durante el resto del mes se quedaron sobre las 300 visitas diarias.
Y de ahí para abajo, de manera continuada hasta apenas las 100/120 a día de hoy.
No lo entiendo. Si alguien me lo puede explicar...?

Otra cosa curiosa es que antes del cambio de aspecto del blog, más del 92% de las visitas provenían de España, y el resto de un grupito variado de paises (10-12) que si no eran unos, eran otros, pero cada día caía alguna visita de varios de ellos, y luego anecdóticamente de otros.
Con el cambio, las visitas desde España ha bajado hasta representar el 83,5 % del total, con una espectacular subida de las visitas de USA, que representan ya el 9,1 %.
De hecho, en octubre, durante unos 15 días llegué a tener más visitas de USA que de España !!!.
Sin embargo, ahora tengo considerablemente menos visitas de otros países, muy pocas en comparación con estos dos.
El que más, a años luz, Alemania con el 0.6%.

Bueno, reconozco que este post no os habrá puesto ni calientes ni húmedos, pero bueno, eran curiosidades que me apetecía contar, y si alguno me puede dar una explicación de, o solución para, estas brusquedades por cambiar de diseño, pues mejor.

Y voy a acabar de la misma manera que hace un año.

Lo más importante sóis vosotros así que os doy las gracias por leerme y estar ahí ;-)
Lametones :-P.

4 de enero de 2013

Segundo semestre




Aunque sólo haya pasado 1 mes desde mi anterior post publicado el 2 de diciembre, este hacia referencia a lo último acontecido seis meses atrás, allá ya por el lejano julio de 2011.

Mucho tiempo ha pasado, incluso diría que demasiado para contar sólo lo sucedido en apenas 6 días.
Seis días resumidos en 17 posts, gracias a mis apuntes que hice en su día.
A estos hay que añadirles el dedicado al post "100" que obviamente trataba de eso, y otro titulado "De la primera noche, Julio y a día de hoy", que iba de unas puntualizaciones o aclaraciones sobre aquella primera noche, el cómo había transcurrido el restante mes de Julio hasta la fecha que lo publiqué, a saber, el  22 de agosto.

Y que ha pasado desde entonces a fecha de hoy?

Pues poca cosa y un poco de todo.
Con la llegada de septiembre, de la misma manera que los niños vuelven al cole, los adultos (que han podido) de sus vacaciones, los coleccionables por entregas, y todas las rutinas varias, pues a mí lo mismo.
Aparte de la vuelta, a destiempo de la mayoría, a la rutina laboral (afortunadamente), de un plumazo pase de volver a tener la ilusión de disponer de mis tardes perrunas, independientemente que las use para tales menesteres, a no tener casi nada en mes y pico, hasta mediados de Octubre, aproximadamente.
Luego un pequeño oasis de actividad, de ahi el comentario que hice a un lector que habia vuelto con "moderada intensidad" y sobre lo cual tengo escritos un par de post pero sin publicar, y de nuevo, un diciembre de sequía absoluta.
Aún así he tenido la posibilidad de darme alguna vuelta por el sexshop BlueBox, el Cine Arenas, la sauna Nova Bruc y la sauna Condal, con resultados muy dispares.

Alguna cosa contaré en próximas publicaciones, en base a los borradores que hice, pero sobre todo haciendo uso de la memoria.

En fin, ya veré.