Páginas

29 de marzo de 2015

De mamadas y follada en la Sauna Nova Bruc




Al llegar a la puerta, ya me dió en la nariz que no habría mucha gente aquella tarde.
El cartel indicador que se veía a través del cristal anunciando que no funcionaba ni piscina ni jacuzzi por obras.
Por un momento pensé que, faltando las dos joyas de la corona, la entrada iba a ser más barata, por aquello de incentivar al público a ir, para compensar la falta de servicios.
Un fuerte olor a disolvente golpeó mi olfato nada más entrar, si bien no llegaba a tener el punto de mareante.
Personalmente no me molestaba.

Poca gente y desperdigada.
Incluso en la zona penumbrosa que a esa hora se extendía por media sauna, apenas un grupito de cuatro personas, tres en pie y una, no me quedó claro que si tumbado o agachado, junto o encima del banco lateral del minicine.
Posiblemente la zona realmente más oscura del momento.

Mi intento de mezclarme con ellos resultó infructuoso, si bien uno del cuarteto si lateralmente me fue pajeando, los otros estaban muy metidos en su labor, y ni se percataron de mi presencia.

Antes había pasado por la sauna de vapor, en la que solo habían dos tíos.
Uno apoyado en la pared  y otro sentado en el banco de obra con actitud ciertamente desganada.
La distancia entre ambos era suficiente para que no interactuaran, así que me situé en medio de ambos.
Con el culo de cara al de la pared, esperando con fervor que me metiera mano y me sobara, fue el del banco es que asió mi polla.
Chuchurrida como estaba, pues apenas recién había llegado, no habia tenido tiempo a estimularme, y el tío, en vez de currárselo un poco y dar vidilla al pingajillo, simplemente la soltó.
-Que poca paciencia y brío tienen algunos, por Dios !,- pensé, lo quieren todo ya hecho con el mínimo esfuerzo.

Pensé que me iba a aburrir como una ostra, sin piscina, ni jacuzzi, con gente que apenas se implicaba (el de la sauna de vapor) o gente demasiado obcecada en lo suyo (los del minicine).

De perdidos al río, así que me tumbé boca arriba en el camastro del cuarto oscuro que hay junto a la sala de cine, ya que no tenía otra cosa que hacer.

No era la primer vez que lo hacía, pero había sido un par de meses atrás, historias sin contar todavía, en el camastro de la otra habitación sin puertas del minilaberinto que ya no es, y que ahora queda en medio de la sauna como un agujero negro.

El caso que fue cuestión de segundos para que entrar un tipo y directamente sin pensárselo, cosa que se agradece, comenzara a magrearme la polla.
Y enseguida dió paso a un autentico chequeo, pues palpó pienas, barriga, pecho, pezones, cara, boca, barba y esmerándose especialmente en cabeza y cejas.

Curioso lo de las cejas.

Pareció que dió su visto bueno, y se acercó, poniéndose más a disposición para que pudiera acceder a su polla, a la que dí la bienvenida, tumbado, ligeramente apoyado sobre mi brazo.
Cuando me cansé de la postura, que no tardé, me bajé, y descalzo y en cuclillas seguí mamando.

Un buen pollón, justo en un largo que no me ahora, y en un grosor que cabe bien en la boca, sin llegar tampoco a forzar mandibulas.
En el culo, no sé, no sé... estaba en el limite de la aceptacion, sin más.

Invitado por el tío al que se la estaba mamando, se nos unió un tipo más mayor, tanto de edad, como de polla, que superaba un poco en largura a la que ya estaba degustando, y en grosor, bastante más, de tipo cónica, más ancha de la base que en la punta.
Esta si desencajaba las mandíbulas a la que uno le prestará un poco de atención.

Estuve alternando ambas pollas durante un buen rato, y cuando me daba por atender a ambas a la vez, sólo la punta de ambos capullos me cabían en la boca, por mucho empeño que ponía.
Ellos se tocaban y besaban, mientras yo mamaba con auténtico frenesí.
Al final, el más pollón, en una pausa de mi mamada, se retiró un poco para correrse

Así que nos quedamos solos.

- Quieres mi leche?,- aprovechó de inmediato la recuperada intimidad, para preguntarme.
- Vale, pero en cara o cuerpo,-respondí.
- No quieres tragar? preguntó de nuevo, como sorprendido
- No, no quiero.

Continuó dejándose mamar, y follándome la boca, en un buen equilibrio de ambas.
De vez en cuando, me la sacaba para restregarme su pollón por la cara, a la par que golpeándome con ella.
Tambíén, para mantener aún más mi líbido a flor de piel, de tanto en tanto, pezoneaba mis tetillas.

En un momento que me levanté para desentumecer las piernas, aprovechó la breve pausa para tumbarse en la colchoneta, cosa que dió paso a que me comenzara a mamar mi hasta ahora desatendida polla.
Y para mi sorpresa, tampoco lo hacía mal !

Ensimismado como estaba en la nueva situación, no tardó alguien en acercarse sigilosamente por detrás, comenzando un suave sobeo y palpación de mi culo y piernas, que siguió con algún que otro cachete.

Tal y como me dejaba hacer, el tipo en cuestión se envalentonó a agacharse y comerme el culo, mientras por delante seguía estando servido con la mamada del otro tío.

Entre lamida y lamida, sus dedos jugueteaban con mi ano, hasta que entre toqueteo y lamida, oí el característico rasgado de la funda de un condón.

- Que bien, me quiere follar!!!, pensé.

Mi corazón se desbocó con la perspectiva de ser follado por un tipo del cual soló conocía el tacto de sus manos y le humedad de su lengua, mientras el otro seguía con su mamada.

Este pareció intuir sus intenciones, y presto, se dispuso a facilitar la entrada del cipote ajeno, ayudando a separar mis nalgas y exponiendo sin obstáculos mi hambriento culo.

Y en lo que se tarda decir un ¡Zasca!, me la metió.

Sentí un ligero dolor, controlable, que fue desapareciendo a medida que aquella polla de tamaño standard, afortunadamente, comenzó a bombear.

Entre tanto vaivén, acabé de follar la boca del tío tumbado, hasta que el que me follaba se corrió.
Cosa que ciertamente no tardó en ocurrir.

Mientras se sacaba el condón y se limpiaba y adecentaba mínimanente para salir del cuarto en penumbras, simultaneamente al que el tío tumbado se incorporaba, yo me acuclillaba de nuevo para seguir con la interrumpida mamada.

Aún hubo tiempo para que un cuarto personaje se acercara y aprovechara la situación de lujuria y desenfreno para ofrecerme para lamer su también considerabe pollón.

Era el tercer vergazo que me comía aquella tarde, en esa situación, y la cuarta polla en cuestión, la más discreta, fue la que me folló.

¿Que más podía pedir?.

Pero se me estaba haciendo ya muy tarde, y en vistas que ninguno de los otros dos se corría, lo hice yo por ellos, en una corrida directamente proporcional a la excitación y tiempo dedicado

¿Duchita y pa' casa?

No !!!.
Ducha sí, pero aún tardaría dos horas y media en llegar a mi casa

Tenia otro compromiso... pero no sexual, malpensados ! ;-)


16 de marzo de 2015

Trash (Inside)




... Y ahí estaba yo.

Un miércoles de diciembre, poco más allá de las cuatro de la tarde, hora que se diria casi más apropiada para una siesta que para follar con desconocidos, enfrente de la puerta del Trash Club, totalmente decidido a entrar y descubrir por mi mismo el local y afrontar las aventuras que el destino me deparara.

Había memorizado la dirección y, con google maps, la manera más rápida de llegar desde la Plaça d' Espanya. Así que, además de rápido, no resultó nada complicado llegar.

Tras franquear la puerta de la calle, que abrieron en unos segundos, aún  tuve que pasar por un vestibulo una segunda puerta para acceder ya a la zona donde se ubica la taquilla donde pagar la entrada e inscribirse como socio, sea puntualmente para el día en cuestión (10 €) o por tres o seis meses, con precios igual de asequibles y con los consiguientes descuentos que eso conlleva para cuando uno decida volver en fiestas especiales.

A la par, me fueron explicando con extraordinaria amabilidad el funcionamiento del local y normas.
Como uno mismo se explica mejor, os dejo el link donde están las tarifas y el del dresscode admitido.
Remarcar que, a falta de indumentaria apropiada, uno puede entrar en slip, jockstraps o desnudo.

Una puerta más me separaba todavía de mi objetivo.
Y tras pasar por ella y por los vestuarios, con no demasiadas taquillas, sitos a la izquierda, donde me pude acomodar y quedarme en slips, por fin, llegué a mi destino.

- Cuando vayas, diles que te inviten a una cerveza de mi parte,- me comentó antes de ir, uno de los feisAmigos de las tardes de cafés.

Obviamente no lo hice, básicamente porque no tengo tanto morro para eso y por otra, de alguna manera me tendría que idenficar como "perro bcn", y no quería que ese detalle modificara mi objetividad ni el trato que pudiera recibir.
Por eso tampoco me identifico como tal en los otros locales que visito.
Siempre voy "de incógnito".

El local, ya solo en la planta abierta esta tarde, tenía unas medidas como para no considerarlo pequeño, decían que solo era 1/3 del total.
La planta inferior, según me comentaron, era mucho más grande e interesante, en tanto que albergaba las instalaciones principales para "juegos".
Sin embargo no pude acceder a ella porque por las tardes no la abren, por una cuestión básicamente de "caliu", ya que resultaría el local excesivamente grande para la cantidad de gente que acude por las tardes.

Así, muy a grosso modo, con un aire industrial, la planta principal, en tanto que es la que siempre está abierta tiene la zona de bar bien iluminada que es lo que se encuentra nada más entrar, y ya después tras unos cortinajes, la zona penumbrosa donde me pareció ver unas camillas, la zona húmeda, donde hay una pica, los urinarios, dos pequeños retretes, uno de ellos con puerta traslúcida y un minicine con, al menos, una veintena de butacas.

- Ostia, el sucesor del Arenas Cinema para cuando lo cierren!,- pensé por unos momentos, al ver las dimensiones de la sala.
La idea la descarté enseguida, pues no me podía imaginar al tipo de público standart de ese cine en el Trash.
Hay cosas que desafían la imaginación.

Allí estuve poco más de una hora, en slips y bambas, un ratito en el minicine viendo la pornopeli y a contraluz la figura de dos tipos, que entre las butacas, se lo montaban, otro ratito intentando ver en la zona de penumbras, (donde por cierto acabaron follando), cuya única luz provenía del bar, del cine o lavabo.
Y otro ratito en el bar, charlando amigablemente con un par de clientes y el barman.
Bueno, más que hablar, que por desgracia no es lo mío, yo escuchaba.

- Seguro que follas,- comentó el barman, muy convencido de lo que decía, no sé bien porque, si por animarme o por ser una verdad indiscutible, que quien va allí, acaba follando ( o follado ).

Doy fe que prácticamente todas las opiniones de la gente que habia ido, más o menos, corroboraban lo que me decían en ese momento.
Sobre todo, en las fiestas temáticas que organizan, y en fin de semana.

Pero no sé si fue que, aunque las condiciones podrían parecer que eran las propicias a ello, el caso es que, por decirlo de alguna manera, el rabo no se me puso tieso en ningún momento.

Era porque venía de una larga sequía y experiencias poco satisfactorias? O por los nervios anteriores al entrar?, Expectación excesiva?, Ausencia de alcohol?, El puto diciembre?, Poca gente hasta el momento que me fui?.

Me fui realmente sin estar preocupado por ello.
El local me gustó, y el ambiente aunque con poca gente que había también.
Y sobre todo el excelente trato del barman y el de taquilla.

Volveré seguro.
Por la tarde eso sí, aunque intentaré que con un poquito más de tiempo.
A ver si a la próxima me como algo, jejeje... y os lo cuento.

--- XXX ---

Pd. Realmente es una pena que no pueda ir en otros horarios o fiestas (Piss Party, Amos y esclavos Party)  :-(


12 de marzo de 2015

Trash ( Acercamiento )




Tal vez desde poco después que abrieran el local tuve conocimiento de su existencia.
Es algo que no puedo precisar.

Un local que se publicitaba como bar de sexo ( Fetish & sex club) en Barcelona es toda una novedad, y casi debería ser portada de periódico, ya que, por desgracia, a pesar de ser una ciudad con 1.6 millones de habitantes, y un área urbana alrededor de más de 5 millones, el número de bares de sexo se puede contar con los dedos de la mano, y aún sobran.

Una cosa son los bares, pubs o discos de ambiente que puedan tener su rincón, o llamésmole directamente cuarto oscuro, para follar, que tampoco son todos, ni siquiera la mayoría, y que sirven para quedar, tomar una copa, bailar, ligar... pero para echar allí un buen polvo, mamada, o pasar a mayores con más gente, pues como que no.

Y tanto unos como los otros, parece ser que sean terreno sólo para noctámbulos, por sus tardísimos horarios de apertura.
Los gays/bi/heterocuriosos con ganas y necesidades sexuales parece ser que sólo existen, o se les permite existir a altas horas de la noche, como los vampiros y otros seres oscuros de las tinieblas, en esta cosmopolita ciudad.

Por eso estaba totalmente fuera de mis posibilidades poder visitarlo, hasta que..., hace unos meses, tuvieron la genial idea de abrir un par de días entre semana por la tarde, a partir de las 16.00 h., para ser exactos miércoles y jueves.

Fue entonces cuando ya comencé a interesarme de manera más activa, visitando la web del local y preguntando a varios FeisAmigos, que me sonaba que lo conocían, por su visión personal de lo allí se cuece, así como datos prácticos.

Mi experiencia en este tipo de locales es más bien escasa.
Algún local en Madrid, hace ya bastantes años (Eagle/The Paw) y en Benidorm, el Copper Bar del cual hablo en varios posts.
Y concretamente en Barcelona, sólo al BerlinDark en una ocasión.

Así, el primer día que me levanté decidido a ir, publicité en el feis:

Buenos dias, FeisAmigos !!!
Tengo un dilema. Desde hace unos días tenía pensado ir hoy al Trash a conocerlo y tal... pero la previsión astrológica me dice que esté más por cuestiones reflexivas e introspectivas, pues Venus ha entrado en Capricornio. Que hago ??? !!! ".


Aunque os pueda sorprender, soy bastante cortado en muchas cosas, y esta, como es ir a un sitio que te llama mucho la atención pero que es un terreno totalmente desconocido, me aterra.
Y casi cualquier excusa me sirve para postponer decisiones, como era el caso, que pretendía usar el pronóstico del horóscopo, por poco o nada que creyera en él.

Total que ese día acabé tomando un café en la estación de Sants, con un FeisAmigo con el que quedé para conocernos.
Tardes de cafés que, por cierto, se han ido repitiendo en otras ocasiones, con él y otro Feisbuker.

Pero obviamente, la curiosidad casi siempre acaba ganando y era cuestión de días que acabara yendo.

Y eso ocurrió, una semana más tarde.


8 de marzo de 2015

A la caza del congresista





Esa semana se celebraba el WMC, o sea, el World Mobile Congres, y para que todos nos enteremos, el Congreso Mundial del Móvil.

Y así tenemos a más de 90.000 personas invadiendo la ciudad, dejando dinero a raudales en beneficio de todos los ciudadanos, ya sea en los petados restaurantes de la ciudad en los cuales reservar mesa sería un imposible, en los hoteles con sus tarifas por la nubes o en los club de putas que hay por doquier.
Y por que no también en las saunas gay de la ciudad?.
Entre los noventa mil, bien puede haber algún bi/gay/heterocurioso que quisiera conocer los rincones más cálidos, húmedos y libidinosos de la ciudad.

La idea me vino por un comentario que leí en el `feis', aunque realmente era una excusa más para ir a perrear, cazar o lo que surgiera.
La prolongada sequía, y un par de aburridas pollas ( Sí !!!, hay mamadas soporíferas por mucho empeño que uno ponga ), influía mucho en la decisión de salir aquella tarde después del curro.
También la noticia de la nueva propuesta de la Sauna Nova Bruc, después de su última reforma, me llamaba mucho la atención: una hora cada día, de oscuridad total, de 18.00 a 19.00 h.

Vamos que, motivaciones no me faltaban, aparte de ser el último de siete días muy intensos en el trabajo, del cual iba a salir aquella tarde exhausto.

Así que, una vez dentro, duchita y a inspeccionar.
Efectivamente toda la zona nueva estaba en penumbra, o mejor dicho, directamente a oscuras para unos ojos recién llegados, como eran los míos.
Apenas me encaminé por el pasillo central cuando ya, un par de brazotes me envolvieron desde atrás, yendo directamente a pellizcarme los pezones.
Un buen machote, tal vez cincuentón, ancho pero de carnes prietas, buenos brazos, pelo en pecho, y suave dominancia, me llevó en un plis plas a lamerle las tetillas y a arrodillarme y mamarle la polla allí en medio del pasillo, que de no estar a oscuras, no creo que hubiera sucedido.
Al ver que sucumbía a sus encantos, pronto me llevó para uno de los cuartos, el llamado París, donde al principio me hizo una riquísima y experta mamada, cosa que me dio por pensar que lo que quería a continuación sería que le follara su culo.
Así fue, pero ni me apetecía follar, como suele ser habitual, ni era culo de mi devoción.
No insistió, y se tumbó pancha arriba mientras comencé a mamarle yo.
Pero muy poco rato, pues no solamente era una polla muy chica, sino que no se le endurecía ni a tiros, para mi decepción.
Opté por trabajarle los pezones, y así, ayudado con una autopaja, se acabó corriendo.

Me fui dejándolo tirado y feliz, y me dirigí al cuarto oscuro de junto al minicine, donde nada más entrar, me pilló por banda uno de los presentes, cincuentón también, bastante similar al anterior, que si no fuera por el tamaño y consistencia de su polla, llegué a dudar que no hubiera sido el mismo tipo.

Allí comencé a saborear su hombría que, sin ser de tamaño mucho más remarcable, al menos se mostraba con más actitud que la anterior.
No tardó, aunque eso si, después de varios intentos, en conectar con otro machote de toma pan y moja.
No tan oso en tamaño y forma, pero más varonil en pelambrera, bigote y armamento, pues disponía de una herramienta de mayor calibre, dureza, dentro del, para mí, tamaño, forma y gusto perfectos, para mi capacidad bucal.

Durante un buen rato estuve alternándolos, hasta que el primero se fue, quedándome solo con el bigotes.
Al cabo de rato, me sugirió ir al cuarto del sling para follarme.

No me lo podía creer!.

Evidentemente accedí con tanto gusto y rapidez, como con dudas de si aquel precioso rabaco tendría la gracia especial y adecuada para follar mi maltrecho y estrecho ano, después de tantos meses de sequía casi absoluta, si se exceptúa de los varios tristes e improductivos intentos y los juguetones dedos de más de uno.

Maldita la Hostia !, pensé y dije, cuando nos encontramos con el cuarto del sling ocupado y cerrado.
Así que nos fuimos al cuarto "París", donde continuamos con los juegos, con mi Tom Selleck particular, pues se podría decir que tenía un parecido razonable.



Prácticamente, y exceptuando algún breve jugueteo con mi pezón, era yo quien, continuamente y sin descanso, le dedicaba una prolongadísima mamada.
Marcaba el ritmo en cada momento, menos cuando me cogía suavemente de la cabeza y me comenzaba a follar activamente la boca, con la misma delicadeza que con me agarraba la cabeza.
Eso sí, siempre procuraba llevar la punta de su polla hasta el fondo de mi garganta.

Al rato de estar en el cuarto, me dio la vuelta, se puso un condón e intentó follarme.
- Ummm... veo que te resistes,- exclamó.
Lo cierto es que no apuntaba bien, pero le excusé diciendo que me daba un poco de miedo que me entrara de golpe, porque con lo culiestrecho que soy, no me fuera a hacer daño y me cortara el rollo.
Acabo desistiendo, a la par que nos emplazábamos a seguir más tarde, si así apetecía.
- Normalmente eso quiere decir, si te he visto no me acuerdo.

Dos minutos después volvíamos a coincidir en la sauna seca.
- Quieres seguir jugando conmigo ?,- me susurró al oído, a la vez que me acariciaba el pecho desde atrás.
- Vale !, pero no aquí, que en menos de un suspiro, con el calor, me mareo,- le contesté .
Nos fuimos al cuarto llamado"Viena", donde esta vez, con la puerta abierta, pudo de nuevo disfrutar de una larga, larguísima mamada, con las mismas pautas por su parte.

Realmente debía de resultar gracioso vernos desde el umbral de la puerta, él estirado aunque semirrecostado bocarriba, mirando hacia la puerta, y yo arrodillado e inclinado sobre su polla, con el culo en pompa cara hacía la puerta.

Después del rato suficiente para tener la mandíbula desencajada, fui yo el que, esta vez, le dije de dejarlo.
Y así fue.

Pero apenas cinco minutos después, tras dar una vuelta de reconocimiento al local y una duchita para refrescar, coincidimos, aunque yo creo que me estuvo siguiendo, en la sauna de vapor.
Directo se situó a un paso de donde me senté, se quitó la toalla y yo le comencé la quinta mamada.
Se nos situó, un tipo bajito, de barriga cervecera, cuerpo lampiño y picha media, que por un rato estuvo tonteando con el bigotes y posicionándose para recibir una, aunque fuera fugaz, mamada mía, que nunca se llegó a materializar.
Se fue, cosa que aprovechamos también para salir, e ir cada uno por su lado.

Minutos más tarde, le seguí al ver que entraba en el cuarto oscuro, donde después de despojarnos de las toallas, y sentarse él, comencé con la sexta y última mamada.
- Tío, quiero correrme ya !,- le dije, casi suplicando.
- Ok, como quieras,- respondió.
Y me corrí.

No se si este día iba a ser el fin de la sequía, o simplemente, una `tormenta' de verano... en este caso de final de invierno, pero realmente me lo había pasado genial.
Me sentía bien empachado, como si me hubiera comido seis ricas pollas diferentes, aunque realmente había sido solo una.

Bueno, sin contar justo las dos del principio de la tarde, claro.
Muy posiblemente, ninguno de los tres fuera congresista... pero me daba igual.


5 de marzo de 2015

Censura




Hace unos días, los que tenemos blog y escribimos aquí en blogger, recibimos una notificación en la que se nos convidaba a borrar todas las fotos de desnudos o representaciones gráficas de los mismos.

Indicaba en el mismo que a partir del 23 de marzo del presente año, o sea con un mes de antelación, ya no se podría compartir públicamente en Blogger imágenes o videos sexualmente explícitos o que muestren representaciones gráficas de desnudos. Así tal cual lo decía.
Aunque añadían que seguirían aceptando desnudos si el contenido representa una ventaja notable para el público, como podría ocurrir en contextos artísticos, educativo, documentales o científicos.

En principio no se iba a eliminar los contenidos, pero el blog quedaría marcado como privado, o sea, que sólo el propietario/administradores del blog y la gente con la que haya compartido el blog podría verlo.

Algo así como abrir un club privado de sexo,exclusivo para clientes previamente inscritos y autorizados.
Ya ves tú la gracia!.

Para evitarlo, o al menos tenerlo controlado, te invitaban a.

  • Marcar uno mismo, por iniciativa propia, el blog como privado. O sea, sumisión voluntaria y sin rechistar.
  • Retirar del blog todas las imágenes supuestamente afectadas. O sea, sumisión voluntaria y autocensura.
  • Desmantelar el blog, o sea, patadita y a la calle, eso sí, facilitando la exportación del contenido a un archivo html, o sea, encima dar las gracias. 

Uno, que es de mente muy abierta, puede comprender que una empresa dicte sus propias normas y, si encima te facilitan un espacio gratuito y sin publicidad, pues lo menos que uno puede hacer es acatar y callar.

Pero claro, eso desde un principio, y no cuando ya tienen vete a saber la de cientos de miles, por no decir seguramente millones de "clientes", y que te cambien las normas por una cuestión de moral barata, pacata, retrógrada, beata y obtusa.

Como dejaba dicho en el facebook, no hay mente más enferma que aquella que no acepta la desnudez, en su belleza o fealdad, como algo absolutamente natural.

Si fuera algo contranatura y anormal, seguramente naceríamos con un abrigo de pana.

La decisión me parecía absolutamente lamentable, indignante, absurda, intolerable y absolutamente ofensiva.

Y eso que en mi blog afecta en muy baja medida, pues son muy pocas las fotos que puedan ser susceptibles de ser ofensivas, ya que no se trata de un blog de fotos, sino más de bien de relatos sobre mis experiencias, en las que, a modo ilustrativo, pongo una foto, raramente más, en cada blog.

Pero me jode, por mi y por la mucha gente, que dedica mucho tiempo en crear sus blogs, que ahora tengan que, apresuradamente decidir o buscarse la vida.

¿Qué es exactamente un contenido sexualmente explicito?.
¿Qué se vea un acto sexual de dos personas (o más), o simplemente que se vean unos genitales, aún sin escena sexual de por medio, con o sin erección?
¿Qué es exactamente una representación gráfica de un desnudo? ¿A cuantos centimetros de piel equivaldría para considerarse un desnudo y a que partes?
¿Como delimitarían la "ventaja notable" para ser aceptadas?.

Y así como de manera inesperada salía ese anuncio, el mismo desapareció, sin más explicaciones.

Parece ser que han dado marcha atrás en su decisión, y mantienen las cosas como están.
Tras varios días de saberse este nuevo cambio de opinión, han tenido el detalle de hacérnoslo saber de la misma manera, aunque mucho más breve y hablando directamente de pornografía.

Mi intención fue la de permanecer en blogger, por una cuestión práctica de tiempo y trabajo.
Cambiaría las tal vez una docena de fotos sensibles y ya está.
Pero, a medio plazo, comenzar a  buscarme otra plataforma donde escribir, y publicar sin tantas mojigaterías ni acomplejadas gilipolleces.
Y cuidarme mucho, a la hora de registrarme y/o usar cualquiera de las muchas otras empresas de su grupo.

Si sabéis de otros servidores/alojadores de blogs, os agradecería información, para cuando suceda la próxima lamentable ocurrencia estar prevenido.


1 de marzo de 2015

Pizcas de Nova Bruc, Erotixx y Condal, aderezado con algo de Trash.




Y que pasó con la vuelta a los otros lugares que frecuento ya sea con cierta asiduidad, ya sea puntualmente?

En mi rentrée, después de los dos meses de inactividad entre final de verano y principios de otoño, aparte de la vuelta al cine Arenas que comenté en el post anterior, también me dejé caer por la sauna Nova Bruc en tres ocasiones hasta final de año, una vez por el Erotixx, después de mucho tiempo que ni recuerdo cuando había sido la última ocasión si no es consultando el blog, tres veces a la sauna Condal, las tres ocasiones concentradas en unos pocos días de diciembre, y un lugar nuevo... evidentemente, nuevo para mí, el Trash !.

El retorno a la sauna Nova Bruc resultó tan desconcertante y descorazonador como la vuelta al Arenas.
Llegaba con cierta calentura, pero una vez allí no acababa yo de encontrar a nadie con quien distraerme un rato, y los pocos que se me acercaban era para mamarme y tener que hacer yo de activo. Que perezaaaa !!!

Así que de esos tres días hasta fin de año que me paseé por la Nova Bruc, dos de ellos pasaron totalmente al olvido a no ocurrir nada de nada interesante.
Y digo dos, por que el tercero, valió por que no pasó los otros días.
Hay que ver como puede cambiar un lugar, la gente y la percepción  de uno, de ir un día concreto a ir el día equivocado.
El día en concreto fue para el tercer aniversario de la sauna y lo que pasó lo cuento en el post: "Y yo mientras tanto".
Salí tan emocionado después de tanta sequía, que al contrario de lo que suele ser habitual, que tardó meses en publicar algo que me ha ocurrido, que esta vez escribí el post apenas seis días más tarde.

El reencuentro con el Erotixx, solo tuvo el interés inicial de los diez primeros minutos, que casi me follan con éxito a dos bandas, a saber por delante y por detrás.
Y tal vez, sólo tal vez, debería haber dejado que pasara, pues al menos recordaría cuando fue la última vez que me follaron.
Que triste !!!

Entré, y después del paseíllo en cuestión para ver y comprobar la ambientación de esa tarde, me metí en una cabina.
Al otro lado, un buen tipo se pajeaba.
Asomé el hocico por el glory hole y tardó "ná y menos" en darme de comer, aunque brevemente.
Enseguida me hizo una señal de pasar a su cabina, cosa que presto, hice.

Me esperaba espatarrado ya con la herramienta fuera, dispuesta a que continuara con el trabajo empezado.
Y otra vez, al poco de ponerme en faena, me interrumpió.
Me hizo levantar y colocarme cara a la pared del gloryhole, cosa que aproveché para sacar mi rabillo por el agujero, pues ví como alguien esperaba en la cabina de al lado.

Comenzó a hacer roces con su pollón en mi culo, y acabó queriendo meterse dentro de él.
Y mientras lo que parecía en principio que me estaban haciendo una mamada a través del glory hole, acabó casi siendo una penetración en ano ajeno.

Y por ambos lados no se estaban molestando en ponerse preservativo.
Y aunque mi calentura era considerablemente elevada, mi desazón y malestar, por no decir enfado, pugnaba con ella, en una lucha por quién vencía.

Por un lado deseaba ser forzado, y mi posición contra la pared, les favorecía en su empeño.
Por otra parte, hacía lo posible por evitar ambas penetraciones, cosa complicada, pues si tiraba el culo hacia atrás, le facilitaba el trabajo a uno, y al revés lo mismo.

Supongo que se dieron cuenta de mi resistencia, porque el que quería ser follado tras el glory cesó en su empeño, y el que tenía detrás mío, acabó corriéndose sobre una de mis patas.

Sólo durante segundos lograron a la par su objetivo.

El resto de aquella tarde ya no ocurrió más que los cuarenta mil paseos de rigor, pasillo arriba, pasillo abajo.**

La vuelta a la sauna Condal, sin embargo, fue más una continuación de experiencias pasadas, a ratos aburrido y a ratos interesante, los cuales contaré en próximos posts, así como mi experiencia en el Trash.

Empezó enero, y con él como siempre el año nuevo, y al parecer cambió marcadamente la tendencia.
Las pocas veces que me pasé por la Nova Bruc resultaron interesantes y amenas.

Sin embargo, Febrero, para olvidar.
Un día ni me comí un rosco ni me comieron la polla, y el segundo día que fui, a comienzos de esta misma semana, un breve pezoneo y un par de mamadas tristes y sin historia,
El resto del mes, con un resfriado del copón, del trabajo a casa, y de casa a la cama.

---

** Nota: El trozo del reencuentro con el sexshop Erotixx que relato en este post tiene la particularidad que cuando lo he escrito ahora ha sido basándome únicamente en la memoria a tres meses vista, al contrario de como vendría a ser habitual que me baso en algún borrador escrito ese mismo día o al cabo de un par de dias, ya que desde que algo ocurre hasta que lo publico suele pasar demasiado tiempo.
Sin embargo, existe un post de aquella tarde, escrito y publicado apenas cuatro días después, y la diferencia entre lo que cuento hoy y como lo cuento es bastante considerable.
Merece la pena compararlos. Post: En el erotixx. Una tarde a medio gas.
Casi no tiene nada que ver.