Páginas

19 de junio de 2017

XXX






Dieciséis, o tal vez diecisiete tíos, alguno de los cuales en movimiento, y de ahí la dificultad en precisar la cantidad, estaban en ese momento concreto en la Big Sex Room de la sauna Bruc de Barcelona, en la que, no tan casualmente me encontraba yo también.

Tres o cuatro andaban liados junto a la puerta de entrada de la sala.
Otros tantos liados entre si, detrás mío, a mi derecha.
Media docena principalmente mirando desde el otro lado de la gran cama, hacia el lugar donde yo me encontraba.
Y en resto, en corrillo, alrededor mío, en la medida de lo posible, mirando y, o tal vez ansiando participar del festín.

Y es que yo me encontraba inclinado hacia delante sobre la colchoneta, apoyando los codos sobre la mismas, arrodillado sobre mi pierna derecha y manteniendo la izquierda estirada.y tocando suelo,
El culo se mantenía bien agarrado por cada uno de los lados.
Me lo estaban bien follando, a la par que, por mi lado derecho iba comiendo un rabo, de buena envergadura, medio morcillón, pocas veces duro, que en su inquieto movimiento de mete-saca no paraba ni me daba la más mínima tregua.

Este, el que me daba alegrías por detrás, lo había conseguido, con una cantidad adecuada de lubricante, aquella pequeña pero gordita polla de un tipo con cierto aire sudamericano, de mediana edad, me follaba a buen ritmo, buen bombeo y durante mucho rato.
Otros, más torpes, no lo lograron.

Detrás parecían hacer cola para follarme.
Pero lo cierto, y siempre la cruda realidad, era que simplemente se acumulaban ahí para ver, en la medida de lo posible y en primer plano, la escena de folleteo que se desarrollaba.

Notaba como alguna anónima mano se aventuraba a tocarme las nalgas o alguno de mis pezones, y alguna que otra incluso se atrevía a pajearme, pero que, en este caso, la retiraba para no correrme pronto, y poder seguir concentrándome en mamar y ser, a la vez, follado.

Alguna vez cambiaba de postura, y arrodillaba también la pierna izquierda sobre la colchoneta.
Estaba más cómodo con el culo bien en pompa, me cansaba menos y facilitaba un poco la follamienta.

Junto al tio al que se la mamaba, y en un momento concreto, se situó otro tipo que con decisión, me agarró de la cabeza y me estiro de ella hacia su erecta y dura polla. El hasta entonces mamado, sin luchar por los favores de mi boca, simplemente se retiró.

En un breve intermedio, de follamiento y mamada, en que mis partenaires casi al unisono se detuvieron, cosa que me sirvió para arquear la espalda, estirar las patas y recomponer la mandíbula, el tio mayorcete que en alguna otra ocasión me había follado, que casualmente estaba también ahí ese día ahí, me preguntó, al ver mi culo súbitamente disponible: ¿Quieres que te folle?.

Era una apuesta segura y ni lo dudé
Así cambié de follador.

Fue en ese momento que me di cuenta, que fui plenamente consciente del espectáculo que estaba dando.
De la gente que había, de los que pasaban, de los que miraban, de los hacían y de los que querían, pero no se atrevían.

No daba crédito.

Después del segundo polvo y tanto sudar, cuando aquello disminuyó de intensidad, aproveché para ir a ducharme
Pero al acabar, volví.

Seguía habiendo mucha gente, pero no tanta.
Me quedé de pie, en medio como sin saber mucho que hacer exactamente.
¿Me amorraba al rico pilón de alguien?, ¿Me entrometía en la acción de algunos con el riesgo de ser rechazado o el goce de ser aceptado?,¿Rozaba con el trasero a alguno y a ver que pasaba?,¿O directamente metía mano a uno?,¿ Me ponía a pezonear ?, ¿ Me tumbaba en el camastro a esperar que alguien interactuara conmigo o esperaba con el culo en disposición de uso?
!Será realmente que no hay maneras de esperar, insinuar o provocar alguna situación !.

Pero entre las dudas y los movimientos de la gente, uno me rozó más de la cuenta, y yo aproveché para restregarme contra él, más de lo que un disimulo pudiera parecer.
Sin rechazo aparente, le metí mano a su dura polla dura, de tacto contundente pero un tanto extraña de forma.
Y me la encaré hacia las oscuras y húmedas entrañas.
-¿Tienes...? ,- no acabó de decir el nombre... posiblemente porque era extranjero y dudaba.
Se enfundó el condón que le ofrecí y de pie, me hizo el que sería el tercer polvo de la tarde.

Quedé realmente contento y satisfecho, primero por de haber dado uso, por fin, a media bolsita de lubricante y condones, que muchas veces volvía intacta a la mochila, luego porque, con el último polvo, el esparrame fue total.

Para haber ido aquella tarde a la sauna, sin muchas ganas y después de que me dieran plantón , el resultado fue realmente inesperado y apoteósico.

Era la cuarta vez que intentaba quedar con mi FeisAmigo para ir a la sauna, y de nuevo un imprevisto lo impedía, y aunque tenía previsto un plan B, decidí saltármelo e ir, aunque como siempre sólo.

-! Uy ¡, no sé que taquilla darte, - me dijo el chico de recepción.
-Hoy esto está muy lleno-, cosa que me sorprendió mucho siendo media tarde de media semana de final de mes.

Pero las cosan van como van.

(Mayo/Junio 2016)

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues si.
      Resulto ser una tarde muy morbosa e interesante

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Pues claro ! Aunque algunos nos den calabazas, tienen otras virtudes.

      Eliminar
  3. Me encantan tus posiciones imposibles. Tienes que tener muy buena elasticidad para poderte poner en esas posturas.

    Y si es lamentable, que la gente se arremoline solo para ver. Podrian ver y hacer, e irse turnando para hacer las dos cosas. Pero tenemos la imaginación, puedes pensar que te van a follar todos ;-) por delante y por detrás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... Seguramente me habré explicado mal con las posturas. De elasticidad poca, y si en alguna ocasión la hay, el problema es recuperar la posición normal.
      Si, desde luego, lo que no hace la realidad tiene que hacerlo la imaginación.

      Eliminar
  4. Molt bo . M'alegre del teu triomf . Veig que els problemes que vas tenir d'estretor els vas superar ja fa un any no saps com m'alegre . Jo segueix amb la libido recuperada . Torne a tenir ganes i les satisfaig prou sovint . Un poc de problema per empalmarme pero pot ser la edat m'ha fet selectiu amb les fantasies i nomes certes practiques aconsegueixen posar-me

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Això de les estretors va com va.
      Si fa cert temps que no em follen, hi tornen, jejeje...
      Pero pasa uns dies de bona activitat, i ja no em suposa un problema.
      Si, la edat te les seves coses, pero si es pot gaudir, s'ha d'aprofitar ;-)

      Eliminar
  5. Buenas tardes mi Perrete.
    ¡Menuda tarde la tuya la de áquel día!!. Tu feisamigo te falló pero se ha de reconocer que tu aventura por tu zona de penumbra ha sido toda un éxito total.
    Cuatro polvos, cuatro soles, y yo con esta pénuria, pero me alegro un montón por ti.
    Con el calor que hace hoy y con la lectura de tu post me ha subido la temperatura y la líbido...jejejeje. Sigue así guapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice el refrán: no hay mal que por bien no venga :-)
      Y esta vez salió bien.

      Eliminar
  6. Como siempre lo inesperado se convierte en lo esperado, hay que disfrutar el momento de ser usado

    ResponderEliminar