Páginas

9 de abril de 2017

La vuelta ( Folleteo en 4 tiempos y uno más, comidas de culo y 69 )





Y pasaron 42 días de abstinencia y sufrimiento.
Pero no hay mal que cien años dure, con las carnes en su sitio y tres kilos menos, todo pasó.
Y con hambre precisamente de carne en todos los sentidos, volví a la sauna la primera tarde que ví que podría saciarla sin problemas propios, a falta que hubiera buenas salchichas o butifarras que llevarse a la boca, claro.

Una de las primeras visiones, como en el anterior post, fue ver a Gustavo, pero esta vez saliendo de la zona de taquillas para dirigirse al interior del local, y no yéndose ya.

- Uff !, si me pilla ya se lo que me espera- pensé, y si bien era polla lo que quería, no era la suya la que más me apetecía.

Tras pasar por las duchas, me fui directo al dosificador de lubricante que hay en el cuarto del sling, por si acaso, y luego me dirigí a la Big Sex Room.
Sin apenas ver mucho, cerca de la puerta de entrada, un tío que intuí mayor comenzó a tocarme las tetillas y de ahí un suave pezoneo, pero no parecía que quisiera ir más allá.
De reojo ví a Gustavo, que se me puso detrás.

Normalmente, este siempre aguarda que yo ( o el otro ) acabe de actuar, pero en esta ocasión, tal vez intuyendo la relativa desgana del otro tipo, me agarró del brazo atrayéndome hacie él, me amorró a su tetilla en primera instancia, para seguidamente hacerme bajar a mamar su ya creciente polla.
La primera que me comía en 42 días, así como decía en un principio que no era la deseada, ya que estábamos, me deleite con ella, que se iba manteniendo entre dura y morcillona.

Algunos tipos se quedaban al lado mirando, o tal vez esperando turno, estas cosas nunca se saben a priori, pero Gustavo no es de compartir.

En una de mis pausas para tomar aire y poder seguir mamando, uno de los tíos circundantes me cogió de la cabeza y me hizo mamar su gordote morcillón achampiñonado, pero que a pesar de todo me cabía bien en la boca, comenzando un buena follada marcando el ritmo a base de tirar y estirar hacia él mis orejas.

Gustavo cedió sin más, como era de prever, y se fue.

Este marcaje no me era del todo desconocido, y si me había cogido así sin más, era porque iba muy a lo seguro.
En una pausa miré hacia arriba para satisfacer mi curiosidad y ví que se trataba de Chema. ¿Habia de temer un  mal presagio?.

Cuando logré ponérsela bien dura, cosa que no tardó mucho en ocurrir, impetuosamente me levantó, me dió la vuelta e intento follarme con tanta brusquedad como torpeza y que obviamente no lo consiguió.
No se desanimó lo más mínimo, y enseguida me puso a mamar de nuevo.

Y esta vez, al ponérsele tiesa de nuevo, con un poco más de maña y atino por su parte y con un esfuerzo de concentración para relajar la tensión en las partes sensibles, consiguió clavármela bien hasta el fondo.
Valga decir que me folló bien follado durante un buen ratillo.

Cuando me desclavó de su verga, me giró y me la hizo mamar.
-Puaj !, Que asco! Sabía a mierda, y por mucho que fuera mía no me gustaba para nada.
Escupí en el suelo, obviamente, y me quedé un pelín traspuesto decidiendo que hacer.

Pero decidió por mí, y agarrándome la cabeza por la nuca me amorró de nuevo a su cipote.

Me retiré de nuevo, casi instintivamente, y volví a escupir.
Esta vez ni me dio tiempo a pensar que ya de nuevo tenía su polla en mi garganta, y aunque ya me parecía que no sabia a nada, tenía el olor en la pituitaria.
Supongo que debía intuir que no quería seguir mamando con tanto escupir, así que me levantó, me volvió a dar la vuelta y me siguió follando.
Aprovechando al coyuntura que volvía a tener la boca libre, un tío que por allí estaba, y por unos segundos, me dio de comer su rabo, pero su forzada posición sobre el camastro no le debía de ser muy cómoda, por lo que no tanto nada y menos en irse.

Chema volvió a desclavarse, y tal como hizo la anterior vez, no perdió tiempo en darme de mamar.
Se repitió el mal sabor, el mal olor y con el escupitajo, aprovechando el lapsus, puse los pies en polvorosa y me fuí para las duchar.
Temía oler mal.

El rato que dura una ducha reparadora y un camino de vuelta al sex room, nada más llegar a este, me volvió a coger al vuelo y por tercera vez en esa tarde me puso mirando hacia Cuenca.

Cuando paró y se sentó con la intención de que siguiera mamándosela, pasé y me amorré al un joven bastante buenorro y peludete que hacía rato que lo veía al lado mirando y esperando.
Sin embargo no tenía una polla del todo de mi agrado, pues el glande y tronco apenas se distinguían.
Su tacto era suave y su gusto dulce, pero resultaba monótona de forma.
Apenas estuvimos un par de minutos, pues no pareció entusiasmarse y se acabó yendo.
Aproveché para dar una vuelta breve y desentumecer las piernas un rato.
En breve volví de nuevo a la sex room, más caliente si cabe.

En el lado más alejado del camastro respecto a la puerta había un par de pedazo tíos haciendo un sonoro, y vistoso en la medida que la penumbra lo permitía, sesenta y nueve.
Y además, al que estaba encima, que tenía el culo hacía afuera del cama, un tercero se lo estaba comiendo a base de bien.
En la escena había un cuarto tío que hacía las veces de maestro de ceremonias, que aparte de mirar, participaba de ella acariciando el culo el pompa, ensanchándoselo para facilitar la comida y animando vivamente al comensal de turno.

Yo flipando con la morbosa escena, me quedé un rato mientras me iba pajeando.
Llegó un momento que el comedor de culo se fue, pero otro tipo, joven con barbita , le sustituyó rápidamente.
El maestro seguía alentando, hasta que, cuando este segundo se cansó, dejando aquel pedazo de culo sin boca ni lengua que lo disfrutara, me "invitó" a proceder, a lo que sin lugar a dudas accedí.
Esta vez, el maestro también comenzó a palparme a mis nalgas y, de vez en cuando jugueteaba con mi ano.

El asunto no se quedó ahí, pues no tardó, para mayor sorpresa y excitación, a agacharse detrás mío y ponerse a comérmelo.
Aquello me puso frenético y taquicárdico perdido.

Ante aquella improvisada orgía de cuatro, los jadeos y gemidos de la pareja del 69 fueron en aumento hasta que uno de ellos, que no sé si los dos, se corrió o corrieron sonóramente, desmontándose a continuación aquel 'tinglao'.

El maestro, que debía tener más o menos mi edad, y yo comenzamos a toquetearnos el pecho y los pezones, para seguidamente meter mano a su herramienta, de tamaño y grosor medio, con ligera curvatura y formas definidas.
O sea, la perfección hecha polla.

Y no tardé en agacharme y comenzar a mamar.
Se dejó, suspiró, gimió y jadeó como si se le fuera el alma en ello.
Luego me hizo levantar, me dio la vuelta para palparme bien el culo, haciéndome subir a la colchoneta de la cama donde yo, de rodillas e inclinado hacia adelante, volvió comerme profundamente el ojete.

- Dios, que maravilla ! - pensé, invocando de nuevo al todopoderoso en un ataque repentino de fe.

En un momento, la comida pareció entristecer y volverse un tanto distraída.
Y así era porque noté a la par ciertas maniobras con la mano que no eran sino que se estaba poniendo un condón para follarme.
Nada más puesto, la comida de culo se volvió a acelerar y a recobrar toda su brillante para dejar a punto el agujero bien lubricado, y con un buen saber hacer, me penetró y comenzó a follarme con  un ritmo variado durante 5 o diez minutos, y en que cambié finalmente de posición para ponerme de pie, aunque inclinado hacia delante y que él siguiera follándome hasta correrse.

No me dio tiempo a recuperarme.
Chema que por lo visto estaba allí, al acecho, y aprovechó para clavármela de nuevo y por cuarta vez aquella tarde, hasta el fondo, y fue entonces que el que se corrió en un fluir sin fin fui yo.

Menuda vuelta después de la última experiencia y 42 días de ayuno !.

"Hoy he sudado por todos los poros", dejé dicho en el feisbuc, sin especificar más, pero a buen entendedor...

(Mayo 2016)



25 comentarios:

  1. No sé si me cae bien Chema. Pero si me encantan las buenas comidas de ojete. Jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sé si me cae bien o no, jaja...
      Y eso que lo he tratado en varias ocasiones fuera de ambiente, en su casa, hace años. Es de sexualidad muy simple ( solo folla y pelin bruscamente, pero nada de nada más ) y un toque de dominante, y muy serio. Ya hablé de él en un post casi exclusivo, si bien no recuerdo el título.

      Eliminar
  2. Muy bien, muy completo y doy por hecho que también muy gratificante. La verdad es que esta vez el relato lo que más me ha provocado es alegría por ti.
    Pero ¿deduzco bien que con Chema estuviste follando a pelo? A mi me encanta hacerlo, aunque hace tiempo que no puedo, por falta de alguien de suficiente confianza como para arriesgarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y fue una tarde muy activa.
      Es una de las pocas personas que me han follado a pelo. Ni se corre ni lubrica, y suelen ser polvos breves.

      Eliminar
  3. Llevo más de dos años que no piso una sauna, no lo lamento porque tengo a un hombre que me satisface plenamente dentro y fuera de la cama, pero tus relatos me hacen recordar gratamente viejos tiempos en los que era muy parecido a ti.
    Sigue disfrutando y haciéndonos disfrutar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada época tienen sus momentos, y cada momento hay que disfrutarlo.
      Gracias guapo por tu comentario :-)

      Eliminar
  4. Que placer glorioso es que te coman el culo un rato largo y a continuación te follen bien follado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, jejeje...
      Y no siempre sucede ;-)

      Eliminar
  5. a veces tanto y a veces tan poco... :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya ! Y si uno supiera porque, podría poner remedio, jajaja
      Gracias por comentar ;-)

      Eliminar
  6. Que manera más interesante de acabar con una abstinencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, bueno... salió así.
      Cierto que puse de mi parte, pero también hubieron muchas variables que lo favorecieron ;-)
      Gracias por comentar, Feisamigo

      Eliminar
  7. Pasivo Psicótico18 de abril de 2017, 0:08

    Me alegro que después de tu "retiro" de 42 días tomando, imagino, sopitas, encontraras buenas barras de carne que alimentaran tu cuerpo y espíritu.
    Mi última "escapada" también fue memorable :)
    Es un asco cuando después de follarte sale sucia, entiendo tu repugnancia, aunque la mierda sea propia el tema scatt tampoco me mola nada.
    Al final fui a conocer el Sexy Land, el sitio es morboso pero va menos gente que en el Erótixx, tendré que volver a ir a saunas, con suerte coincidimos y nos ponemos al día.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que entre ese día y,los que le siguieron recuperé bien todo el alimento que dejé de tomar en ese periodo de forzada abstinencia.
      Yo tengo pendiente lo del Sexy Land, pero si me dices que va menos gente, es para pensárselo, no sé, no sé... Pero al menos te comiste algo?.

      Eliminar
    2. Como todos estos locales hay días buenos y días malos. En su defensa diré que fui por la mañana, de 12h a 14h, entraron como unas 10 personas, comí un par de rabos por los glory holes y estuve en las cabinas grandes con otros tres, 5 de 10 esta bien :)
      Este viernes le daré una segunda oportunidad por la tarde a ver que tal, por lo que he leído en se anima al mediodía con oficinistas que salen a comer y por la tarde cuando salen del trabajo.
      Ya te contaré.

      Eliminar
    3. Ah, bueno... esto es otra cosa, jejeje

      Eliminar
    4. Por la tarde si que pasa más gente pero no es para tirar cohetes, además estuve huyendo de un acosador octogenario toda la tarde :(
      Has ido al nuevo local del Trash?
      En Facebook eres Perrete Bcn? No te encuentro. Mi nuevo Facebook Ivan Imal.

      Eliminar
    5. En apenas dos meses se me cargaron cuatro perfiles :-(
      Ya te he encontrado, asi que solo tienes que aceptarme ;-)

      Eliminar
  8. Visita mi bloc personal http://sacudiendomelasardina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Bueno conseguiste a Chema y a Gus, no esta nada mal no? jeje, Buenas presas sin duda por lo que me comentas. Aunque no se debería haber ido, eres lo suficientemente hábil como para satisfacer a dos tíos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ambos son muy previsibles y de gustos limitados. Pero si, en su conjunto estuvo bien, jejeje

      Eliminar
  10. Soy un lector fiel de tus aventuras folleriles, por temas de trabajo no frecuento todo lo que deseo los ambientes sauneros, siempre que puedo hago mi escapada y como polla de todo aquel que lo solicita unas veces con éxito y otras....
    Un besito en tu capullo de un admirador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por ser fiel lector y dejar comentario, que espero no sea el último ;-)

      Eliminar
  11. No, no he ido al nuevo Trash, pero a la que pueda...

    ResponderEliminar