Páginas

20 de julio de 2021

Sex Shop Egea ... ¿Un descubrimiento?



 

- El otro día estuve buscando el Nostromo y no lo encontré - Me comentaba un feisamigo, por wassap por la mañana, después de desearme los buenos días.

- Qué extraño - le contesté - si se ve bien al pasar por delante de la puerta. Tiene una bandera arco iris a la entrada- recordando que las últimas veces que había pasado por la zona, así era.
- Igual estaba cerrada cuando pasaste.
- No sé - me contestó - pero caminando por la misma calle encontré el Egea, te suena?.
- Sí, claro.

Ambos, Nostromo y Egea son dos sex-shops situados en la misma calle céntrica del Gaixample, a pocas manzanas de distancia uno del otro.

- ¿Sabías que también tiene zona de cruising? - me preguntó, a la vez que me lo afirmaba.
- ¡Que me dices!. No, no tenía ni idea. ¿Y entraste ?.
- Sí. No está mal. Estuve poco rato, y me fuí.

Me pareció normal que hubiera poca gente, pues era sábado por la mañana, al poco de abrir.

- ¿Y ya está?, ¿No ocurrió nada? - le pregunté, incitándole a que me contara algo más (si es que había algo más, claro), sabiendo que no era muy dado a largas explicaciones.

- Bueno... Entré, bajé las escaleras y esperé un rato sin hacer nada hasta que se me habituara a vista al cambio de iluminación. Luego ya empecé a recorrer los pasillos y a curiosear abriendo puertas. Las que se podían, porque habían algunas que no se abrían - dijo, y especificando luego - ... porque estaban ocupadas.
- De repente, de una de ellas salió un hombre mayor con peluca, tacones y tanga. Bueno, tanga no sé, no me fijé tanto pues no me era de interés - continuó explicando.

Yo pensé que podía no tener interés, pero al menos fijarse un poco más, por lo llamativo del momento, pero no le hice el comentario.

- Luego vi a una cabina entreabierta de donde salía el cuerpo de un tío cuadrado, todo tatuado que, ese sí, despertó mi curiosidad - seguía comentando por el wassap mientras le leía atentamente - me acerqué y él, que estaba sobándose la polla, me la ofreció, y yo, allí fuera de la cabina se la meneé bien sintiendo su dureza.

- Él quería más. Seguro que quería que me bajara al pilón, pero por miedo a pillar algo no hice y dejé de calentarlo. Me fui muy caliente y menos mal que paré.

- Y menos mal que paraste ! ¿Porque? - le pregunté, a lo que siguieron unos minutos de suspense.

- ... menos mal que paré porque otro hombre empezó a bajar la escalera  y yo a mirarle para ver sí era mi tipo cuando, para mi sorpresa, resultó ser que era el marido de una prima de mi mujer.
¡No me lo podía creer!. He estado con él en bodas y comuniones, con sus dos hijos. 
Creo que no me reconoció, pero yo cogí la puerta y salí corriendo sin mirar para atrás.

-¡Que me dices, tío!, le respondí todo sorprendido -¡Estás cosas no suelen pasar!. Bueno, poquísimas veces - le dije, recordando mi única experiencia similar.

- ¡ Lo que lees, tío!- contestó.

- Bueno, si te hubieras quedado y comprobado si era ciertamente él, podría haber sido el inicio de una bonita e íntima amistad - le dije un poco para quitarle hierro al asunto.

- ¡No, quita, quita!, No es para nada el estilo de tíos que me gustan.

... La conversación duró un poquillo más, pero por otros derroteros.

Con todo, lo que me resultó más increíble es que fuera él precisamente quien me informara que existía una zona de cruising en el sex shop Egea, ya que por sus circunstancias era muy poco dado a salir a ningún sitio de perreo, excepto puntualmente al Erotixx. La anécdota me resultó, eso sí, simpática.

Sabía de la existencia de ambos sex shop, pues decenas de veces había pasado por delante de cada uno, y que en Nostromo existía una zona de cruising en su interior, pero nunca había accedido a ella. Pero del Egea, no. Cierto que, a ambos locales, solo había entrado una vez en cada uno de ellos, y de eso hacía muchísimos años. 

¿Cuál era el siguiente paso después de esa revelación?
Pues exactamente eso que estáis pensando. Perro debía asomar el hocico por el local para investigar que tal es y que posibilidad tiene.

Y la primera impresión me resultó inmejorable.

(Agosto-septiembre 2019 )





11 comentarios:

  1. Sin palabras, como siempre, un honor
    José discreto

    ResponderEliminar
  2. Me ha pasado sólo en dos ocasiones toparme con conocidos.

    Bueno, realmente en el cruising eran desconocidos y luego, a los días, alguien me los presentaba.

    El último fue un tío que tenía un culazo y que me lo follé a lo bestia en una sauna. A los días la Montse me lo presenta como el esposo de una amiga que estaba de visita.

    Yo me lo tomé con calma. El tío se cortó y estuvo pálido toda la velada.

    Días después el tío me escribió por Whatsapp: regresaba a su casa y quería degustar de nuevo mi polla.

    ¡Yo encantado! Pero no pude, compromisos de trabajos y familiares me lo impidieron.

    Un gusto leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... que bueno!
      Te admiro de como pudiste mantener la compostura. Claro que no quedaba otra, jaja ;-)
      Gracias por comentar!

      Eliminar
    2. Andrew, esto lo tienes que contar mejor en tu propio blog,eh.
      Hotdardo ��

      Eliminar
  3. Eres un crack!, y te felicito por lo de buscar sitios nuevos. Un buen perrete que olisquea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que dar la oportunidad a nuevos lugares.
      E investigar también resulta siempre interesante.

      Eliminar
  4. Que historia tan curiosa, la de tu colega.
    Y que bien que te vas a pasar por el Egea, seguro que lo pasas bien. Esperando tu relato.
    Cómo llevas los calores del verano? Yo todo el día desnudo y.... accesible.
    Un abrazo,perrete,
    Hotdardo ��

    ResponderEliminar
  5. Si, porque encontrarse a alguien tan próximo, cuando uno encima sale bien poco, es muchisima casualidad.
    Esta última semana la llevo bastante mal.
    Eso sí, mientras telecurro, desnudo de cintura para abajo. Cuando abajo, del todo ;-)
    Gracias por comentar

    ResponderEliminar
  6. Doncs jo me he trobat amb heteros curiosos 🤣🤣🤣coneguts prous vegades. Amics del pare , amics de amics inclús algun familiar llunyà jo els hi facilitat la cosa . Fenme el suec. Com jo era oficialment gay no pasaba res.

    ResponderEliminar